martes, octubre 03, 2006

Maaco

Ya llegué. Me vinieron a buscar Tatiana (de RRHH de Artinsoft) y Marco (programador en Artinsoft). La erre acá se dice contorsionando la lengua hasta casi la campanita. O sea, me vinieron a buscar Tatiana y Maaaco. Me preguntan qué conozco de Costa Rica. Les digo que sé que llueve mucho en Septiembre y Octubre. Me dicen que ya sé más que ellos. Sonríen. El humor y la emigración se llevan a las patadas.
Llegamos al departamento. Todo es un poco yanki y un poco brasilero. Cielo siempre gris, muchos autos, construcciones ochentosas con poco sentido estético, no hay señalizaciones. Pregunto cuál es la dirección de mi nueva casa. Maaco y Tatiana ríen, dudan y debaten. La conclusión: "de Casa España, 50 metros al oeste, casa de ladrillos antes de baldío, último departamento a la izquierda y de nuevo a la izquierda". Hay que ver qué dice el Compumap cuando le pregunte qué bondi me deja.
Llega Rogel, el dueño. Me inunda la emoción de ser inquilino por vez primera. Rogel me da las llaves. Tratamos de abrir la reja de la calle. Rogel no lo logra. Reintenta. Ahora sí. Me dice rápido el truco con esta cerradura y entramos. Dos puertas más. Algunas se abren con media vuelta a derecha, otras con vuelta entera a izquierda. Hay gente trabajando en el departamento. Rogel dice que me esperaba recién el jueves. Que vuelva en 2 horas y todo está listo. Le creo. Vamos a Artinsoft y Tatiana me presenta a medio San José. Doy la mano a troche moche. Todos los que me saludan dicen "pura vida". Suena místico.
A la salida me llevan a comer Tatiana y Eric, su esposo. Inicio mi fina tarea de conseguir compañeros de aventuras para los fines de semana. Eric cuenta que ellos los fines de semana se van a la casa de la madre de Tatiana, en la zona de volcanes. No suena como un gran plan, pero me prendo sin que me inviten. Eric se hace el distraído y yo pregunto qué comen los ticos de postre. Se ve que no le dan mucha bola al postre. Después vamos al supermercado. Compro cereales, jugos, limones (para cuando tenga licuadora), una ensalada hecha, pan, aceite, azúcar dorada (para cuando tenga licuadora), atún, té, quesos, mortadela y creo que nada más. Encuentro mi marca favorita: BioLand. Sin conservantes, todo orgánico. Pura vida, no podia ser de otra manera.

1 comentario:

carostranenie dijo...

Pura vida, sí, tu blog es precioso. Y por fin lo comenzaste! Lo de las erres creo que lo llaman "asimilación en contacto regresivo". Póo. Si les decís eso, sumado a tu información metereológica y tu pedido de coordenadas geográficas precisas, te vas a hacer (justa) fama de espía internacional. Y qué intriga lo de tu trabajo!..

Felicitacioes por la licuadora y por el inquilinato. Y por el coraje y por las ganas.

Un abrazo enorme desde la primavera porteña