lunes, agosto 20, 2007

Lobotomía

Desde que mudé al nuevo departamento que paso, al entrar al edificio, por una habitación que tiene la puerta abierta. Desde adentro surge, día, noche, madrugada y tardecita, lunes, jueves, domingo, cuando sea, el sonido de un televisor. Generalemente, noticias en inglés. Pero también cosas en español. Y cambian, lo que implica que algo o alguien vive adentro. De mi mudanza hace ya como 10 días. Recién me harté de escuchar la tele a todo volumen (no se escucha desde mi departamento, pero sí desde el súper living compartido), toqué la puerta y me metí. Esperaba encontrarme con un cadaver. Un viejo carcomido por el tiempo y sus gatos, con el control remoto en la mano. Pero no. Un yanki, apenas superados los 50 años, acostado, básicamente...viendo la tele. Le dije, en inglés obviamente (ya me resigné a dirigirme a yankis en un país de habla hispana en español y que me entiendan), que el televisor estaba un poco fuerte, que si podía cerrar la puerta. Me dijo que claro. Cerré la puerta. Y, después de días y días, por fin escucho un ruido distinto al de la tele emergiendo del cuartito del horror. Platos que se lavan, pasos, gárgaras y esas cosas que hace la gente cuando vive. El llamado al 911 queda pospuesto nomás.

1 comentario:

Steve Wonder (Why) dijo...

Yo me pregunto, I wonder why, por qué crece siempre el número de votantes pero no de comentadores en este blog? O es que el tímido voyeurismo del votante es así?