sábado, julio 28, 2007

Nunca salga sin él

Recién salí un ratito a caminar por el barrio. Averigüé por un curso de canto y me compré un tecito frío. Y de repente, a menos de 5 cuadras de la casa de Julieta, se largó el chaparrón. Así de tropical e irreverente. Me vine corriendo. Pantalón y remera goteando. Y encima acaba de parar. Lo que se dice un país líquido, en todo sentido.

1 comentario:

Arenga dijo...

Che, nadie postea comments!

Pónganlen sal, chicos!

O posteá algo bien efervescente pa incitar a las masas...

Besos!