domingo, junio 24, 2007

A fornicar...

El viernes me compré leche de cabra en el súper. Suelo creerme lo que dicen las etiquetas y esta prometía "mejor sabor y menos trabajo para su estómago". Lo que no vi fue la fecha de vencimiento: ese mismo viernes. Hoy fui a cambiarla y mientras caminaba no pude parar de pensar en la victoria de Macri. Y de como la derecha, de Roca en adelante, encuentra forros para poder violar al país. Ya usaron y tiraron a los milicos y su promesa de orden en los '70. Ya usaron y tiraron al peronismo de los gordos cegetistas y patillas depiladas en los '90. Y ahora se dieron cuenta que nada más efectivo que contratar buenos publicistas y mostrarse tal cual son. Porque al fin y al cabo algo nos lleva a mirar Rebelde Way y comprar la Gente. A mirar y admirar a los ricos y famosos. A creerle al doble apellido de Recoleta. A pensar que si tiene ojos celestes debe ser un buen tipo. A hacernos los pelotudos y soñar que pasado mañana Caballito y Flores van a ser el Hindú Club. Eso es vida y no tanto negro ensuciando la calle con su falta de glamour. ¡Nouveaux riches y nouveaux pauvres de la Reina del Plata, uníos y quejaos de boludeces! Piquete y cacerola, qué al pedo tanta batahola.

2 comentarios:

Carostranenie con dolor de pecho dijo...

Impecable, che

Los muchas dijo...

Excelente garloc