domingo, junio 24, 2007

Volver al futuro

Este fin de semana decidí quedarme en San José, infiel a mi rutina de hormigas en culo que se inicia cada viernes a la tarde con un bus hacia parajes más verdes y acuáticos.
Era hora de reflexionar, rumiar y digerir esa indecente idea de quedarme por estos lares durante el resto del año. Y como para relajarme, pensar en cosas lindas y prepararme para leer los infames titulares de La Nación del domingo a la noche, decidí ver Memoria del Saqueo, de Pino Solanas. Apasionante ver a la Patria Contratista deleitarse entre lentejuelas, olas verdes y consensos boreales.
Desde mi criticable posición antiargentina de nuevo rico progre, conmovido porque, como cuenta esta nota refiriéndose al PROceso, "Mauricio reconoce que, en esa época, era totalmente apolítico", no puedo más que atragantarme al imaginarme la ronda de faina con champán con la que espero encontrarme en Diciembre. Eficiencia, dificultad para pronunciar la ygriega, monodiscurso tecnócrata y a renovar la imagen, que el glamour puede morir, pero siempre renacerá. Como el Ave Félix, viste.

1 comentario:

AMC dijo...

viejos recuerdos:
"hormigas en el culo" mi bube las llamaba:
schpilkes in tujes