viernes, marzo 14, 2008

O animal

Soy un monstruo. Un ser deleznable. Una equivocación de la naturaleza. Un paria sin modales ni bondad. Un asesino en potencia. Un ingrato. Un traidor estupefacto. Un sudaca embrutecido. Un mico de circo sin autocensura ni valores. Un cerdo calculador. Un cuervo al acecho. Un inmoral y un corazón de hielo.


Hoy a la mañana Linda me dijo que leyó el blog y casi llora al leer lo que había puesto sobre su amigo Carlos sin antes haberle contado. Me sentí un lobo con piel de oveja. Un pedante acrítico. Un traidor listo para ser apaleado por una justiciera multitud iracunda. Un infeliz con mirada torva sobre el mundo y sus semejantes. Un reportero sensacionalista de pacotilla y limitada monta. Un imberbe con barba que a duras penas sabe relacionarse con el prójimo. Un ser asocial y vengativo.


Así que mejor no me siento tan mal y borro ese post tan amargo y dejo este, testimonio de mi alma en pena. Qué mal. Yo que iba a contar lo bien que la había pasado ayer con Linda y Stefan paseando por Bremen y viendo un partido de la UEFA en un bar oculto en medio de la selva urbana...



4 comentarios:

csaborio dijo...

Ufffff...que mal viejo...a mi ha pasado cosas parecidas cuando hago drunk bloggin'

freud dijo...

digo yo, no tenés el superyo un poco crítico?

chespirito dijo...

nada de eso. sos una hermosísima persona. lo juro. y de las mas nobles que dio estas tierras.
decile a linda que ellos, ya en tu blog, no eran linda y stephen, sino dos personajes. es decir, literatura.

and the rest is silence

Celular dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.