viernes, marzo 28, 2008

Apostillas viales

Sigo con el tema autos y peatones. En Europa, por lo que pude ver, se invierte la ecuación vial argentina. Los autos son relativamente respetuosos de la señalización y andan con cierta precaución por la vida, temerosos de que algo malo le llegase a ocurrir. Los peatones, en cambio, son un desastre. Cruzan sin mirar, por cualquier lado, charlando, con y sin semáforo, cagándose en general en cualquier regla al respecto.


El otro punto que me sorprendió en Europa es la cantidad de calles peatonales. La diferencia es simple y casi corporal: la ciudad vuelve a ser propia; salir de la casa no lo pone a uno a la defensiva; casi que no hay que gritar para charlar con alguien; los niveles de histeria bajan y bajan; y todo por unas cuadritas de nada. Cada vez me quedan menos dudas que el Microcentro entero debería ser sólo para gente que se mueve en dos pies.peatones.jpg

2 comentarios:

Anónimo dijo...

hej da bin ja ich mit drauf - smile

mobility dijo...

Un pequeño apunte a las apostillas: los peatones en Europa no son un desastre, simplemente tienen más espacio para desplazarse cómodamente y lo saben. Adscribo a la idea del microcentro peatonal!